Mike Bloomberg 2020

Mike Bloomberg publica propuestas para reformar las políticas de justicia penal

December 3, 2019

JACKSON, MISSISSIPPI – Después de un debate de mesa redonda con el alcalde Chokwe Lumumba y los líderes comunitarios enfocado en la reforma a la justicia penal en Jackson, Mississippi, el candidato presidencial demócrata Mike Bloomberg hoy presentó tres propuestas de políticas de reforma para la justicia penal. Las propuestas se centran en reducir el índice de encarcelación de los EE. UU., el más alto del mundo, y abordar las fallas del sistema de justicia penal que afecta a las comunidades de color de manera desproporcionada. Bloomberg presentará un plan integral para la reforma a la justicia penal en las próximas semanas.

Como alcalde de la ciudad de Nueva York, Bloomberg introdujo políticas nuevas para reducir la cantidad de personas tras las rejas en casi un 40 por ciento, aún cuando los índices de encarcelación aumentaban en el resto del país. Si el resto del país hubiera alcanzado ese tipo de reducción, habría habido alrededor de 900,000 personas menos tras las rejas a nivel nacional. Además, Bloomberg emprendió una reforma integral del sistema de justicia juvenil, que resaltaba el tratamiento y la educación sobre el castigo y buscaba mantener a los jóvenes en sus hogares y comunidades . Durante sus tres mandatos, la cantidad de jóvenes detenidos en establecimientos cayó en un 63 por ciento, caída un tercio superior a la del resto del país.

“Me postulo como presidente para solucionar los problemas más difíciles de nuestro país, incluidos la era de encarcelamientos masivos, que ha destruido millones de vidas innecesariamente”, dijo Mike Bloomberg. “Las iniciativas que anunciamos hoy serán un primer paso importante para construir un país más justo y mejor. Redujimos los encarcelamientos en un 39 por ciento en la ciudad de Nueva York, a la vez que también redujimos el delito a niveles bajos sin precedentes, y podemos hacer lo mismo a nivel nacional”.

“Mike Bloomberg lanzó algunas de las reformas a la justicia juvenil más progresistas que cualquier otra ciudad en ese momento: mucho antes de que otros se dieran cuenta de la crisis. El impacto de estas reformas fue significativo: muchos menos jóvenes detenidos o encarcelados y muchos más permaneciendo en sus hogares y en la escuela, y recibiendo los servicios y el apoyo que seguramente necesitaban”, dijo Jennifer Jones Austin, director general y ejecutivo de la Federación de Agencias de Bienestar Protestantes (FPWA, por sus siglas en inglés), integrante del Consejo de Departamento Correccional de la ciudad de Nueva York y excoordinador de servicios para la familia de la ciudad de Nueva York. “Ningún conjunto de políticas es perfecto; sin embargo, es importante asegurar que reconocemos en dónde hemos realizado un cambio positivo significativo, y mirar hacia los próximos pasos tangibles que cambiarán las vidas para mejor”.

Los pilares clave de las propuestas de reforma a la justicia penal de Bloomberg incluyen:

  1. Lanzar una iniciativa nacional para reducir los encarcelamientos de los jóvenes ampliando el éxito de la ciudad de Nueva York en la reducción de los índices de encarcelamiento.

Hay aproximadamente 53,000 jóvenes encarcelados lejos de sus hogares. Alrededor del 10 por ciento se encuentran detenidos en una prisión o cárcel para adultos. (1)

Solución propuesta: Reducir los encarcelamientos a la mitad para fines del primer mandato de Bloomberg. Hacer que eliminar totalmente las detenciones de jóvenes de bajo riesgo y no violentos sea una prioridad nacional sobre la base de tres principios fundamentales precursores en la ciudad de Nueva York:

  • Evaluar el riesgo sobre la base de estrategias de prevención.
  • Mantener a los jóvenes en las escuelas y cerca del hogar.
  • Apoyar los servicios en vez del castigo.

Al menos 89 por ciento de delincuentes juveniles están en establecimientos “cerrados”, es decir, cárceles o centros de detención. (2)

Solución propuesta: Ampliar los subsidios federales a las ciudades y estados que implementen programas efectivos de ubicación alternativa para adolescentes.

Aproximadamente 17,000 delincuentes juveniles son encarcelados por delitos de bajo nivel, no violentos y 6,000 jóvenes permanecen detenidos antes de recibir su condena. (3)

Solución propuesta: Aumentar los subsidios federales para las ciudades y estados que adopten herramientas de evaluación de riesgo para reducir la detención de adolescentes que esperan un juicio.

  1. Ampliar el financiamiento federal de alternativas eficaces para los encarcelamientos de adultos e invertir en políticas que ayuden a los individuos que estuvieron encarcelados a reingresar a la sociedad, encontrar empleo y escapar del círculo delictivo.

Hay más de dos millones de personas encerradas en cárceles y prisiones en EE. UU., índice que ha disminuido solo ligeramente durante la última década. Más de la mitad son afroamericanos o latinos.

Solución propuesta: Sancionar leyes federales que incentiven a los estados a reducir el encarcelamiento a través de estrategias iniciadas en la ciudad de Nueva York:

  • La evaluación de riesgo y los programas que les den a los jueces alternativas a la detención. Sobre la base de los antecedentes penales pasados y otros factores, las herramientas de evaluación de riesgo les permiten a los tribunales y a los oficiales de libertad condicional identificar a los delincuentes de bajo riesgo que son elegibles para opciones sin custodia mientras sus casos permanecen pendientes.
  • La libertad supervisada antes del juicio para los acusados que enfrentan cargos no violentos. Presentada en la ciudad de Nueva York por la administración de Bloomberg, la libertad supervisada les proporcionó a los jueces una alternativa previa al juicio distinta al confinamiento y la fianza para delincuentes de delitos graves, no violentos. Los acusados eran monitoreados en la comunidad por proveedores de servicios sin fines de lucro, incluidos los proveedores de servicios de salud mental, en un esfuerzo por reducir la dependencia de jueces y fiscales de la fianza.
  • Las políticas de libertad condicional que alejan el foco del castigo por incumplimiento hacia la prestación de servicios para ayudar a las personas a salir del sistema.

Un día cualquiera, alrededor de 500,000 personas están en la cárcel mientras esperan su juicio: muchas de ellas, dado a que no pueden pagar la fianza. (4) Los afroamericanos y los latinos tienen más probabilidades que los blancos a que se les niegue la fianza y a ser detenidos porque no pueden pagarla.

Solución propuesta: Proporcionar incentivos para los estados para reducir o eliminar el uso del pago de fianza en efectivo para los delincuentes no violentos. Aumentar el financiamiento para las jurisdicciones que adopten las herramientas de evaluación de riesgo que les permiten a los jueces tomar mejores decisiones sobre si los acusados que esperan su juicio pueden ser liberados.

De las 626,000 personas liberadas de las cárceles y prisiones en 2016, el 80 por ciento estaba en sus años de trabajo más productivos. (5) El índice de desempleo para las personas que estuvieron encarceladas es del 27 por ciento.

Solución propuesta: Comenzar un programa federal para ayudar a los exprisioneros a encontrar empleo remunerado al ampliar los subsidios a los estados e incentivos fiscales para los empleadores. Ampliar las políticas de “ban the box” (eliminar la casilla) para prohibir que las agencias federales y los contratistas realicen preguntas sobre los antecedentes penales de los aspirantes hasta tanto se realice una oferta condicional de empleo. Proporcionar incentivos para las ciudades y estados para prohibir la casilla en la contratación de puestos para empleados públicos y de contratista, como Bloomberg hizo como alcalde.

Entre las personas en las prisiones federales y estatales, el 64 por ciento tiene un diploma de escuela secundaria o GED (certificado de desarrollo de educación general), pero solo el 9 por ciento recibe un certificado de una universidad o escuela vocacional mientras están en prisión. Solo 12,000 individuos encarcelados son elegibles de recibir los subsidios Pell para pagar por su educación.

Solución propuesta: Restablecer el acceso a los subsidios federales Pell para todas las personas encarceladas permitiéndoles pagar por su educación postsecundaria en la prisión.

  1. Invertir en estrategias comprobadas basadas en la comunidad y de interrupción de la violencia que aborden las causas fundamentales del delito y prevenir la conducta violenta antes de que ocurra.

En EE. UU. hay casi 110,000 muertes y lesiones por armas de fuego al año. Estos eventos por lo general causan represalias y perpetúan patrones de violencia con armas de fuego. Los enfoques de la salud pública que tratan el problema como una epidemia pueden interrumpir los patrones y reducir el delito por violencia con armas de fuego, los encarcelamientos y los costos.

Solución propuesta: Aumentar el financiamiento federal para los programas como Cure Violence, que Bloomberg introdujo en Nueva York y que moviliza a los miembros de la comunidad local y a las autoridades creíbles para disuadir a otros de que ejerzan violencia.

Continúa leyendo las propuestas iniciales aquí.

Ver noticias