Mike Bloomberg 2020

Discurso de Mike Bloomberg sobre la agenda de su política nacional de armas de fuego

December 5, 2019

Discurso pronunciado por Mike Bloomberg en Aurora, Colorado

“Tom, pastor, muchas gracias. Pensé mientras escuchaba, que tal vez sería apropiado hacer una pausa de 30 segundos, 60 segundos y recordar.

Hasta ahora no he perdido a nadie de mi familia a causa de la violencia con armas de fuego y espero nunca hacerlo, pero ciertamente conozco a varias personas que sí lo han hecho. Creo que todo lo que puedo hacer es tratar de trabajar para lograr un mundo mejor donde haya menos gente afectada y haya menos necesidad de tener gente con camisetas rojas en común como aquí.

Veía y me preguntaba, ¿cuántas camisetas rojas tengo en casa? Probablemente cerca de una docena. Solía tomar una cada vez después de cada evento, y luego dije: ‘Un momento, esa no es una buena forma de usar las camisetas.’ Pero están en mi closet y trato ponerme una cuando salgo a correr, tomo la de abajo y asumo que cuando la lavan la ponen hasta arriba. Así las uso todas. Así que si tengo una de tus camisetas, realmente la uso.

De cualquier modo, es un honor hablar con ustedes hoy, y les agradezco a todos por estar aquí, y en especial por salir con la nieve y la lluvia. Me advirtieron que usara un abrigo grande y que trajera botas. Así que me traje un par de botas vaqueras en mi equipaje, pero no las saqué porque no había toda la nieve que me prometieron.

Tom y yo acabamos de llegar del monumento a las víctimas del tiroteo del teatro Aurora, y puse algunas flores en el centro del monumento que es donde se recuerda a su hijo. Todos ustedes tienen lugares diferentes a los que van, pero todos tenemos lo mismo en común, hemos perdido a alguien. Y tenemos que asegurarnos de prepararnos para el futuro para que nadie más tenga que pasar por esto.

Simplemente no me puedo imaginar el dolor que se siente al perder a un hijo, es impensable. Y sin embargo, has pasado por ello y tienes la fuerza y el coraje, y algunos de ustedes lo manejan de una manera y otros lo manejan de otra.

Pero ver a Tom, y a tantos otros sobrevivientes, convertir su dolor en acción es realmente inspirador. Creo que es lo más importante que puedes hacer en memoria de quien hayas perdido.

Se necesita una fuerza y un coraje increíbles, lo sé, y solo quiero decir que estoy muy agradecido por tu liderazgo. Estás haciendo del mundo un lugar mejor, y espero que no debamos tener muchas más reuniones como esta.

He trabajado con Everytown por mucho tiempo, he conocido a sobrevivientes a lo largo del país y el número de sobrevivientes es impresionante. Todos los días abres el periódico, y hubo otro tiroteo. A veces es uno, a veces son dos, a veces son grandes.

Este año en los Estados Unidos, 12,000 personas serán asesinadas con armas de fuego ilegales y 19,000 personas se suicidarán con armas de fuego ilegales; alrededor de 32,000, 33,000 personas. Esto tiene que parar.

Ningún otro país desarrollado experimenta pérdidas a causa de la violencia con armas de fuego como lo hacemos nosotros aquí en Estados Unidos, ni siquiera se acerca.

Treinta y cinco personas son asesinadas con armas de fuego cada día. Pero durante décadas, demasiados políticos han ignorado el problema.

La razón ha sido en parte por el poder que tiene la NRA, pero también ha sido en parte porque, admitámoslo, muchos políticos ven esto como un problema de afroamericanos y latinos. Y simplemente han mirado hacia otro lado. Para mí es una vergüenza lo que hacen.

Piénsenlo por un momento, los hombres afroamericanos solo representan el seis por ciento de la población, pero representan el 52 por ciento de las víctimas de la violencia con armas de fuego. Más de la mitad.

Hay demasiadas cosas que están mal en nuestra sociedad y tenemos que hacer algo al respecto. Estos asesinatos no suelen aparecer en los titulares nacionales. Pero son tragedias nacionales, y simplemente no podemos aceptarlas.

En los últimos años, más políticos han empezado a espabilarse porque los asesinatos están ocurriendo en sus comunidades, y en sus iglesias y en sus centros comerciales y en sus cines.

Sus electores están perdiendo niños, y sus votantes están exigiendo acciones, y están eligiendo a candidatos que están poniendo manos a la obra. Si no quieres estar deprimido, piensa que realmente estamos avanzando. Pero tenemos un enorme camino por recorrer.

Poner manos a la obra es lo que hace Everytown for Gun Safety. Y eso es lo que Tom y otros líderes aquí en Aurora han hecho, y es por eso por lo que estoy compitiendo para ser presidente, solo para detener esta locura a nivel nacional. Es la única forma de describirlo.

No sé, Tom, cómo te levantas cada día y recuerdas a Alex, pero también tienes el coraje de salir e intentar hacer de este mundo un lugar mejor. Así que gracias, y gracias a todos ustedes.

Este asunto es algo personal para mí. Como lo mencionó Tom, he ido a muchos funerales, en parte por toda la gente asesinada el 11 de septiembre, pero después de eso en los 12 años como alcalde, desafortunadamente, una de las cosas que tienes que hacer es ir y consolar a las familias y tienes que hablar de alguien que ha fallecido y que nunca has conocido y tratar de ponerte en el lugar de los padres. Y eso es muy difícil de hacer.

Donald Trump acepta esta violencia y este dolor. Y él y los líderes de la NRA dicen que no hay nada que podamos hacer al respecto. Y cada vez que voy a otro funeral, creo que tiene que haber algo que podamos hacer al respecto.

No acepto que los niños asesinados en sus escuelas sea algo a lo que deberíamos estar acostumbrados. No acepto que los niños asesinados en las calles sea algo a lo que debamos acostumbrarnos. No he aceptado que la violencia de las armas de fuego desgarre nuestras ciudades y comunidades todos los días, y voy a hacer todo lo que pueda para cambiar la administración en Washington y luchar contra este mal.

No es el único problema que tiene este país, pero ciertamente es uno en el que podemos enfocarnos hoy.

Cuando empecé a trabajar en el tema de la violencia con armas de fuego hace unos 15 años, ningún partido, ni republicano ni demócrata, estaba particularmente interesado en el tema. De hecho, algunos demócratas votaron en contra del proyecto de ley de verificación de antecedentes de Brady en la década de 1990, y algunos incluso votaron para darle inmunidad total a la industria de las armas, algo que ninguna otra industria tiene en los Estados Unidos. Eso fue realmente vergonzoso, y como presidente, trabajaré para revocarlo.

Cuando era alcalde de la ciudad de Nueva York, cofundé la Coalición Nacional de Alcaldes Contra las Armas Ilegales (Mayors Against Illegal Guns) de la que hablamos antes. Reunimos a más de 1,000 alcaldes de estados rojos y azules. Pero incluso después de que los demócratas ganaron el control del Congreso y la Casa Blanca en 2008, la seguridad de las armas de fuego no fue una prioridad, y tristemente cuando tuvimos la oportunidad de hacer algo al respecto, se quedó a medio camino.

Cuando dejé la alcaldía en 2014, no me alejé de la lucha, al contrario, me involucré aún más porque me parecía que tenía más tiempo y ¿por qué no dedicar mi vida a lo mismo que hacía cuando era alcalde? Ayudé a fundar Everytown y ayudé a convertirla en un contrapeso de la NRA.

Hoy en día, Everytown y Moms Demand Action tienen un ejército de seis millones de miembros. Piensa en eso, seis millones de miembros, y están sacudiendo la política en todo el país.

Desde el año pasado, 20 estados han aprobado nuevas leyes importantes contra las armas de fuego, incluyendo nueve firmadas por gobernadores republicanos. Así que, si vas y tocas puertas con tus camiseta roja o escribes cartas o levantas el teléfono y llamas, estás haciendo la diferencia. Los funcionarios electos son receptivos, solo tienen que escuchar a suficientes personas decir ‘esto es lo que quiero, y esta es la razón por la que voy a votar o no votar por usted’. Y tendrás la acción que estás exigiendo.

Se necesitaron 19 miembros del Congreso con calificación de A por parte de la NRA para que apoyáramos a candidatos para que compitieran contra ellos. Los 19 fueron reemplazados por personas que entendieron que no podemos seguir matando a nuestros jóvenes, y que tenemos que hacer algo y que ellos son los responsables.

Los campeones de la seguridad de las armas de fuego que ayudamos a elegir le dieron el control de la Cámara a los demócratas.

Me alegra decir que bajo el liderazgo de Nancy Pelosi, una de las primeras cosas que hizo la nueva Cámara fue aprobar un proyecto de ley de verificación de antecedentes. Pero desafortunadamente, tenemos a un presidente que se agacha ante los extremistas que dirigen la NRA, y no podemos tolerar eso.

Creo que necesitamos a un presidente que tenga un historial de lucha contra la NRA y que les haya ganado. Y te preguntas, ¿por qué creo que puedo hacerlo? Porque lo he hecho.

Así que hoy, quiero mencionar algunas de las acciones que he tomado para hacer algo con respecto a esta emergencia nacional, en lugar de solo hablar de ello. Y hago énfasis en el verbo ‘hacer’ porque mi candidatura se trata de poner manos a la obra.

Se habla demasiado sobre la violencia con armas de fuego. El movimiento que hemos creado pone manos a la obra. He dado mi tiempo para organizar y reorganizar y reunir los recursos de los grupos locales en todo el país, y derrotar a los republicanos que se interponen en el camino, y les puedo decir que apenas estoy empezando, independientemente de lo que pase en las próximas elecciones.

Para mí, el liderazgo no se trata de levantarle el puño al mundo, o de subir ideas a un sitio web. Se trata de unir a la gente, de resolver problemas y lograr resultados. Y eso es lo que quiero hacer como presidente.

Para empezar, si tengo la suerte de ser elegido, vamos a reparar el sistema de verificación de antecedentes para hacerlo mucho más efectivo. Nadie debería poder comprar un arma de fuego sin pasar una verificación completa de antecedentes, y vamos a lograr que eso se haga.

También cerraremos las lagunas y los vacíos legales en los sistemas, como el que permite a los abusadores domésticos no casados poseer armas, y el que permite que las ventas se realicen si una verificación de antecedentes tarda más de tres días hábiles, y el que impide que las autoridades identifiquen a los delincuentes y a otras personas que poseen armas de forma ilegal.

También seremos más inteligentes sobre quién puede comprar armas. Por ejemplo, las personas de 18 a 20 años tienen cuatro veces más probabilidades de cometer un homicidio en comparación con los estadounidenses mayores.

La tasa de suicidio entre los adolescentes ha aumentado exponencialmente en la última década. Y en la mayoría de los estados, la edad legal para comprarle un arma de fuego a un vendedor privado sigue siendo tan solo 18 años.

Piénsalo, si debes tener 21 años para comprar una cerveza, deberías tener 21 años por lo menos para comprar un arma de fuego o cualquier tipo de arma semiautomática.

También trabajaremos para adoptar un período de espera de 48 horas para cada compra que sea realmente importante en la prevención de suicidios. Y adoptaremos una ley de alerta roja a nivel federal, como la que Tom ayudó a aprobar aquí en Colorado.

Uno de los mayores problemas del sistema de verificación de antecedentes existente no tiene nada que ver con la base de datos. Contiene mucha información útil sobre los antecedentes penales, pero la mayor parte no se puede utilizar realmente para negar una compra.

Y vamos a cambiar eso, exigiéndole a los compradores que obtengan un permiso antes de comprar un arma porque no basta con tener una verificación de antecedentes. La pregunta es, independientemente de lo que diga la verificación de antecedentes, ¿puedes impedir que obtengan un arma cuando son menores de edad, cuando tienen antecedentes penales o cuando tienen problemas psiquiátricos?

Este permiso les permitirá a las autoridades evaluar a los solicitantes para determinar si tienen un comportamiento peligroso. Y pienso en ti, en mí y en nuestra conversación anterior sobre tu hijo hace cuatro meses que fue asesinado a tiros.

Eso incluye arrestos por violencia, como agresión e incidentes con violencia doméstica, o arrestos por comportamiento imprudente, como conducir en estado de embriaguez.

Sé que los críticos dirán que los estadounidenses no deberían necesitar un permiso para ejercer sus derechos constitucionales. Pero el voto también es un derecho constitucional y aun así requerimos que la gente se registre, para proteger los derechos de todos los ciudadanos. Esta es exactamente la misma idea, porque un criminal con un arma de fuego puede destruir nuestro derecho a la vida, a la libertad y a la búsqueda de la felicidad.

Los permisos han funcionado muy bien en los 11 estados que los han adoptado, incluyendo Nueva York, me alegra decirlo, y es hora de hacer que la ley federal haga lo mismo.

Como presidente, combatiré la violencia con armas de fuego desde todos los ángulos. Trabajaré con el Congreso para restablecer la prohibición de las armas de asalto y los cartuchos de alta capacidad, para prohibir la impresión 3D de armas de fuego y para exigir que las armas sean seguras.

Trabajaré para dar a la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo la autoridad para adoptar estándares mínimos de seguridad de armas de fuego. Declararé a la violencia con armas de fuego como una emergencia nacional de salud pública, lo que aumentará los fondos disponibles para la investigación. También aumentaré los fondos para que la ATF lleve a cabo la aplicación de la ley, y para los programas de intervención contra la violencia en la comunidad.

Prohibiré las armas en todas las escuelas y universidades públicas. Trabajaré con los líderes empresariales para fomentar las prácticas de ventas responsables, y presionar a la industria de las armas de fuego para que cambie. Y haré todo lo que esté en mi poder para salvar vidas.

Ahora, mi agenda no es una lista de ideas prestadas e improvisadas. Esto es parte del trabajo de toda mi vida. Y les aseguro que lograré esto, ya sea que me elijan o no.

He demostrado en Nueva York que las leyes de seguridad de armas de fuego pueden aprobarse y pueden aplicarse. Se necesita enfoque, se necesitan datos, se necesita determinación. Se necesita nunca echarse para atrás.

Sé que Tom Sullivan no se está echando para atrás. Sé que ninguno de ustedes se está echando para atrás.

Te prometo: nunca me echaré para atrás de esta pelea. Esa es la clase de presidente que este país necesita y que tú mereces.

Seamos realistas, será muy difícil revertir cuatro años de crueldad e incompetencia. La mente se aturde de tan solo pensar en revertir ocho años de esto.

Así que la prioridad número uno es que tenemos que asegurarnos de que Donald Trump no sea reelegido.

Y, número dos, tenemos que dejar de dividir a la gente.

Tenemos que unir a la gente. Necesitamos a un presidente que represente a todos, no solo a un partido político en particular.

Por eso es por lo que estoy compitiendo y ese es el tipo de presidente que seré.

Tenemos que hacer algo al respecto, amigos. No podemos simplemente seguir matándonos unos a otros y matando a nuestros hijos, y matando a nuestros nietos, y matando a nuestros padres y seres queridos y cónyuges. Es hora de decir ¡ya basta! Ya no lo vamos a aguantar más.

Muchas gracias”.

Ver noticias