Mike Bloomberg 2020

Seguridad de armas de fuego

Mike Bloomberg ve la crisis de la violencia con armas de fuego como una verdadera emergencia nacional y ha prometido que garantizar la seguridad de armas de fuego será una de sus principales prioridades como presidente. Mike entiende que cada día 100 estadounidenses son asesinados con armas de fuego y cientos más resultan heridos, y que el impacto de la violencia con armas de fuego va mucho más allá de estas pérdidas, afectando la vida de millones de estadounidenses que lo han vivido, que conocen a alguien a quien le han disparado o que viven con el temor del próximo tiroteo.

El plan de Mike

Mike está convencido de que necesitamos un presidente que haga de la violencia con armas de fuego una de sus prioridades principales, y que tenga una trayectoria haciéndole frente a la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) y que le haya ganado. Él lo ha logrado.

La candidatura de Mike se trata de poner manos a la obra. Es por eso por lo que ha propuesto una nueva política de seguridad de armas de fuego con el objetivo de detener la epidemia de las armas de fuego en Estados Unidos. Esta política integral de seguridad de armas de fuego incluye cinco pilares clave diseñados para crear un sistema efectivo de verificación de antecedentes, mantener las armas lejos de las personas que representan un peligro para ellos mismos o para los demás, proteger a los jóvenes en las escuelas y a los estadounidenses en sus hogares, hacer frente a la violencia diaria con armas de fuego en las comunidades más afectadas y confrontar directamente a la industria de las armas de fuego.

La propuesta de Mike de una política integral de seguridad de armas de fuego incluye:

Verificaciones de antecedentes más efectivas

Crear un sistema efectivo de verificación de antecedentes para que nadie pueda comprar un arma de fuego sin haber pasado una verificación de antecedentes completa.

  • Exigir la verificación de antecedentes en el punto de venta de todas las ventas de armas de fuego y, finalmente, eliminar el vacío legal de la venta privada, que permite a las personas prohibidas comprar armas de fuego simplemente encontrando a vendedores sin licencia en exposiciones de armas de fuego o en Internet.
  • Exigir que cada comprador de armas de fuego obtenga un permiso antes de hacer una compra.
  • Usar los registros de ventas para identificar las armas de fuego usadas en algún delito y notificar a la policía local cuando se les ha prohibido a las personas tener un arma. Un sistema centralizado informará a las autoridades locales cuando al propietario de alguna arma de fuego se le haya prohibido tener armas debido a una condena penal o a alguna orden de restricción.
  • Permitir las investigaciones de riesgo extremo antes de que se compren las armas para que los emisores puedan negar las licencias a personas con problemas que representen un peligro para ellos mismos o para los demás.
  • Reducir el peligro de las armas descargables y las armas fantasma al revertir las regulaciones de exportación de armas de fuego propuestas por Trump, las cuales reducen la supervisión de las exportaciones de armas y facilitan la publicación en línea de prototipos para la impresión en 3D de armas de fuego. Y trabajar para aprobar la legislación necesaria para prohibir la publicación de esos archivos en Internet.

Mantener las armas de fuego lejos de las manos equivocadas

Eliminar los vacíos legales, incluyendo el que prohíbe a los agresores domésticos casados poseer armas de fuego, pero no a aquellos que no están casados.

  • Eliminar el “vacío legal del novio” que permite a los agresores domésticos tener armas, a pesar de las condenas penales o de las órdenes de restricción, simplemente porque no están casados con sus víctimas.
  • Aprobar una ley federal de alerta roja que amplíe las órdenes de riesgo extremo a los 50 estados y financie los esfuerzos estatales para maximizar la política.
  • Exigir que los compradores de armas de fuego tengan al menos la edad de 21 años para comprar pistolas, rifles semiautomáticos y escopetas.
  • Establecer una prohibición temporal de la posesión de armas de fuego a infractores por agresión y otros delitos menores con violencia.

Proteger a nuestros niños y comunidades mediante la prohibición de las armas de asalto, protegiendo las escuelas y previniendo los tiroteos accidentales

  • Restablecer la prohibición federal de armas de asalto y los cargadores de alta capacidad.
  • Requerir el resguardo de las armas de fuego ya que se ha demostrado que reducen el riesgo de lesiones por disparos en niños hasta en un 85 por ciento. Sin embargo, se estima que 4.6 millones de niños estadounidenses viven en casas con un arma de fuego sin resguardo.
  • Prohibir todas las armas en las escuelas de K-12, colegios y universidades, excepto para las autoridades policiales.

Hacer frente a la violencia diaria con armas de fuego en las comunidades más afectadas

  • Financiar por lo menos $100 millones anuales para programas locales de intervención contra la violencia.
  • Aumentar la financiación de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) hasta en $100 millones anuales para que la Agencia pueda vigilar la industria de las armas de fuego de manera más efectiva.
  • Financiar por lo menos $100 millones anuales para la investigación de salud pública sobre la violencia con armas de fuego.
  • Exigir que todos los compradores de armas de fuego esperen por lo menos 48 horas antes de realizar cualquier compra de armas de fuego.
  • Hacer que la compra y el tráfico a través de testaferros se conviertan en delitos federales independientes, con sanciones severas para los infractores con el fin de ayudar a detener las ventas ilícitas.
  • Exigir que todos los propietarios de armas de fuego informen a la policía si sus armas de fuego se han perdido o han sido robadas, dentro de los 3 días siguientes a la fecha en que sepan o se enteren de que sus armas han desaparecido.

Responsabilizar a la industria de las armas de fuego y aumentar la respuesta del gobierno ante la crisis de la violencia con armas de fuego

  • Anular la Ley de Protección del Comercio Legal de Armas (PLCAA, por sus siglas en inglés) para que los fabricantes y comerciantes de armas de fuego ya no tengan una amplia inmunidad ante las demandas civiles.
  • Permitir que la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo (CPSC, por sus siglas en inglés) trate a las armas de fuego como si fueran cualquier otro producto de uso doméstico, de modo que el gobierno federal tenga el poder de establecer requerimientos de seguridad para la tecnología de las armas de fuego.
  • Oficialmente declarar a la crisis de la violencia con armas de fuego como una emergencia de salud pública para facilitar la obtención de fondos y la investigación.
  • Nombrar a un coordinador de armas de fuego de la Casa Blanca para movilizar al público en la lucha contra la violencia con armas de fuego y crear un centro interinstitucional para combatir la violencia con armas de fuego.
  • Enfocar los esfuerzos ejecutivos en la reducción del suicidio, la intervención en la seguridad escolar y las asociaciones corporativas.

Descarga la propuesta de política de seguridad de armas de fuego

Descargar

La trayectoria de Mike

Cuando Mike comenzó a trabajar en el tema de la violencia con armas de fuego hace unos 15 años, no había muchos políticos en ninguno de los dos partidos que estuvieran interesados en hablar sobre el problema.

Como alcalde, Mike se enfrentó a los vendedores de armas y a los proveedores en exhibiciones de armas de fuego en todo el país que estaban abasteciendo al mercado criminal. Mike es cofundador de Mayors Against Illegal Guns (Alcaldes Contra las Armas Ilegales), una coalición que ha crecido a 1 000 alcaldes y revivió un tema que muchos demócratas habían dado por muerto.

Durante el tiempo que Mike fue alcalde, las muertes por armas de fuego disminuyeron en un 48 % y la tasa de muertes por armas de fuego fue menor a un tercio comparada con la tasa del resto del país. Y, al dejar la alcaldía, no abandonó esta lucha, sino que se involucró mucho más. Después de haber fusionado Mayors Against Illegal Guns con el grupo comunitario Moms Demand Action for Gun Sense in America, ayudó a lanzar Everytown for Gun Safety, que cuenta con seis millones de miembros y es la fuerza comunitaria más poderosa del país en la seguridad de armas de fuego.

APRENDE MÁS SOBRE LA TRAYECTORIA DE LIDERAZGO DE MIKE